Actualmente, las nuevas tecnologías tienen un papel muy importante en la educación. Por un lado ofrecen muchas posibilidades y, por otro lado, es básico que el alumnado se vaya adaptando a aquellas tecnologías que van a acompañarle a lo largo de su carrera estudiantil y profesional.

Los centros educativos ven cada vez más el potencial de aparatos como las pizarras digitales interactivas o los monitores digitales. Os contamos algunas de las ventajas de estas tecnologías en el aula.

  • Permite captar más la atención de los alumnos.
  • Tienen un funcionamiento sencillo e intuitivo.
  • Permite incorporar material de soporte con más interactividad como vídeos, imágenes, enlaces a páginas web, etc. y visualizarlo al momento.
  • Mejora la implicación, participación y motivación de los alumnos (buscando contenidos, presentándolos, trabajándolos, etc.).
  • Permite trabajar nuevas formas de aprendizaje y enseñanza.
  • Algunos monitores cuentan con aplicaciones que permiten desarrollar contenidos como juegos o ejercicios personalizados.
  • Al poder escribir sobre los documentos, se pueden guardar los cambios, aportaciones, notas, etc. que se han incorporado a lo largo de la clase.
  • Permite una mejor adaptación de las clases a alumnos con problemas de visión, audición o atención.

Perder el miedo a las nuevas tecnologías e intentar adaptarlas a las necesidades de cada ámbito permite aprovechar sus beneficios para ser más competitivos.

En este sentido, son también muchas las empresas que cada vez más apuestan por estos tipos de tecnología. La posibilidad de presentar documentos en público con facilidad y trabajar encima, de hacer videoconferencias, etc. supone también una importante ventaja para las empresas.

Pizarras interactivas y monitores digitales

El equipo comercial de Maieroffice aprovechando las ventajas del monitor digital Clevertouch V Led Android en una reunión.