Industrial

Pide información!

Tienes dudas? Pide información sin compromiso.

    Concepto

    El estilo industrial se caracteriza por el empleo de elementos asociados con fábricas antiguas, talleres, garajes, etc. Estos objetos se combinan con otras tendencias actuales como el gusto por el reciclaje y el empleo de piezas vintage. Se trata de un estilo ecléctico y atemporal donde los tonos metálicos y el negro son los reyes absolutos. Propuestas como la mesa Talent 500 complementada con el vanguardismo de la va TNK Flex en tonos grises y negros y un archivo Buck metal son la opción perfecta para un home office de estilo industrial.

    Color

    Para lograr un ambiente industrial el color negro no puede faltar. El negro es el aliado de este estilo, sin embargo, debe estar acompañado siempre por tonos grises, blancos y beige, representativos de las fachadas y las paredes de las fábricas. Esta gama de colores más claros ayudará a que el espacio se vea más amplio y luminoso y contrastarán a la perfección con los detalles en colores oscuros.

    Materiales

    Es difícil entender el estilo industrial sin el hierro o el acero como material principal. Otros materiales protagonistas en estos espacios son el hormigón, el cuero o la madera sin tratar. En definitiva, los materiales habituales de las construcciones fabriles de las que bebe este estilo.

    Decoración

    En el estilo industrial son habituales las instalaciones desnudas donde se distinguen tuberías, vigas de acero, paredes de ladrillo e incluso el propio montaje eléctrico. Elementos como lámparas de metal, las bombillas vistas, los focos de cine o de estudio de fotografía consiguen crear espacios con una marcada personalidad industrial.