Soportes profesionales para monitores

Existen muchos soportes para monitores, pero pocos te ofrecen la estabilidad y sujeción de los brazos profesionales.

En Maieroffice hemos seleccionado los mejores soportes del mercado con opciones de configuración para todas las necesidades.

Ventajas de los soportes profesionales

  • Más espacio libre. Tendrás más espacio libre sobre la mesa para trabajar cómodamente.
  • Cuidarás tu salud. Gracias al uso de un soporte, se evitan giros y flexiones innecesarias del cuello y cervicales.
  • Fijos y estables. Sujeción que evita movimientos y temblores.
  • Libertad de movimientos. Ajusta la profundidad, la altura y la inclinación.
  • Evitarás reflejos. Ajustando la inclinación vertical y horizontal de la pantalla.
  • Facilitarás el trabajo en equipo. La posibilidad de mover el monitor facilita el trabajo en equipo para mostrar el contenido de la pantalla a tus compañeros.
  • No se mueven. A diferencia de los soportes económicos, los profesionales te garantizan que dejando la pantalla fijada en un punto ésta no se moverá.
  • Riesgos laborales. Imprescindibles para cumplir con la normativa de riesgos laborales

Pide información!

Tienes dudas? Pide información sin compromiso.

Configuraciones disponibles

Brazo soporte 1 monitor

Brazo móvil para 1 monitor

Solución ideal para puestos de trabajo con 1 monitor

Brazo soporte para 2 monitores

Brazo móvil para 2 monitores

Multiplica la productividad con este brazo dual

Soporte para monitor y ordenador portátil

Soporte para monitor y portátil Plurio

Movilidad fuera de la oficina y comodidad dentro

Soporte para 1 monitor

Soporte Plurio único

Soporte robusto para 1 monitor

Soporte para 2 monitores

Soporte Plurio doble

Soporte robusto para 2 monitores

Soporte para 3 monitores

Soporte Plurio triple

Soporte robusto para 3 monitores

Soporte multimonitor con 2 barras

Soporte Plurio doble barra

Soporte robusto de hasta 6 monitores

Imprescindibles para cumplir con la normativa de riesgos laborales

La normativa sobre PVD (pantallas de visualización) establecida en el Real Decreto 488/1997 recoge las disposiciones mínimas de seguridad relativas al trabajo con monitores de visualización, que incluye las pantallas de las oficinas.

Esta normativa especifica que en el caso de pantallas bajas que obligan a doblar el cuello abajo, es obligatorio el uso de un soporte que pueda subir el nivel. Además lo recomienda también para trabajos y personas que pasan toda o gran parte de la jornada laboral delante del ordenador.